¿QUÉ ES EL PLASMA RICO EN PLAQUETAS?Imágenes integradas 1

Consiste en inyectar en la piel material autólogo, es decir, sangre del propio paciente.  Los resultados son inmediatos aportando una mayor luminosidad, hidratación y mejoría del tono de la piel, con efectos a largo plazo. Regenera el colágeno mejorando la flacidez y tiene un efecto preventivo del envejecimiento cutáneo.

Es un tratamiento idóneo para ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné. Produce importantes beneficios sobre la piel envejecida, restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y recupera la consistencia elástica.

 

EL TRATAMIENTO

El Plasma Rico en Plaquetas se obtiene a partir de la propia sangre del paciente, mediante un proceso que incluye el centrifugado de la misma, dividiéndola y retirando el plasma rico en plaquetas. Dicho plasma se activa y se obtienen los factores de crecimiento, que son los que se inyectan en la piel del paciente. Las inyecciones son superficiales en dermis, que es donde se encuentran el colágeno, elastina y fibroblastos responsables del tono de la piel y de la formación de arrugas.

El riesgo de alergia es nulo y la capacidad de estimular las propias células es muy superior al efecto que tienen productos como el ácido hialurónico y los complejos vitamínicos. Está comprobado que el plasma es una fuente de factores de crecimiento que ayuda a regenerar el colágeno de la piel, consiguiendo así un efecto antienvejecimiento. Además los factores de crecimiento estimulan la renovación celular y activan la circulación.

Se recomienda hacer un ciclo de 3 sesiones por año, y opcionalmente, se combina con otros productos, dependiendo de las necesidades de la piel.